¡¡Una sorpresa muy especial!!

Llegué al Centro con necesidad de contar en mi grupo lo que me había pasado el fin de semana y resulta que me tenían preparada una sorpresa porque había sido mi cumpleaños. Pues lo que me llevo de esto es una sorpresa muy especial.

Me gustaría explicar y decir que esto no me pilló en un buen día y por eso quizás no lo disfruté al máximo. Aunque lo que sí es cierto, es que los pequeños detalles, de cualquier persona o personas que se hacen con buena intención y por sorpresa, te pueden hacer olvidar los problemas.

Me gustaría agradecer a los compañeros y a Isa (Terapeuta) este momento compartido conmigo y lo bien que lo pasamos. Quería destacar el esfuerzo de todos, pero sobre todo de un compañero, que cambió el día en el trabajo para poder asistir con nosotros. Lo que en definitiva saco de este momento es lo importante que es disfrutar de los pequeños detalles para ir haciendo el camino.

¡¡Gracias!!