Escape Room

Bendita actividad, que se está convirtiendo en una especie de tradición para cumpleaños o sorpresas de algún tipo, la cual nunca falla por lo que estoy comprobando, ya que se trata de un momento de grupo, para compartir (como ya hacemos habitualmente en nuestras sesiones semanales), pero de una manera más relajada, informal, amena, extrovertida, libre, etc., pero respetando los valores que seguimos aprendiendo cada día.

Casualidades de la vida, hablo de una actividad que tiene mucho que ver (al menos para mí) con lo que trabajo yo y todos mis compañeros en este proceso en el que nos hemos iniciado para mejorar y aprender cómo funciona la vida y la mente de cada uno con sus miles de problemas, fallos y alegrías. Ahora entenderéis. Esta actividad, como su propio nombre indica (en inglés), consiste en escapar de una habitación a través de pistas que vas encontrando por el camino, de la cual puede ser que escapes o que te quedes atrapado, pero siempre habiendo afrontado e intentado con todas tus fuerzas salir de ese «problema». Tal y como yo lo veo, la vida es exactamente igual o al menos muy parecida, ya que nos va poniendo piedras que hay que esquivar o saltar con la ayuda que sea necesaria, pero siempre va a ser mejor en grupo, apoyándote en la persona que tienes al lado. No quedándote solo en la oscuridad de tus problemas. Como he dicho podrás escapar o no, pero si lo afrontas, saldrás fortalecido y de la mano de la gente que te quiere. Saldrás feliz, contento, motivado, seguro, firme, fuerte, con ganas de seguir siendo valiente. Al fin y al cabo, de una manera u otra, habrás conseguido tu objetivo, ESCAPAR!!!

Convivencia “LA FAMILIA”

El pasado 28 de mayo realizamos la Convivencia “La Familia” con los usuarios del programa de Apoyo.

Desde Proyecto Hombre Almería nos parece fundamental trabajar el tema familiar, ya que partimos de la base que, para bien o para mal, cuando somos niños, integramos a nuestros padres dentro de nosotros. No es raro que alguna vez nos hayamos sorprendido diciendo: “Acabo de hablar como mi madre” o “Esto que he hecho lo hacía mi padre”. Entonces surge el siguiente planteamiento, ¿por qué hemos hecho lo mismo que nuestros padres?

Adoptamos las características negativas para obtener amor, pero en consecuencia de ello nos sentimos culpables, indignos de amor, incapaces de dar amor libremente, por el sencillo motivo de darlo. En lugar de ello, elegimos autocastigarnos de muchas formas (consumo de drogas y otros comportamientos desadaptativos).

No siempre somos conscientes de cómo funciona nuestra dinámica familiar, ni de cómo nos han afectado (y nos afectan) las relaciones con nuestros padres. En la Convivencia dimos el espacio para recordar experiencias pasadas que de alguna manera han marcado y para identificar en nuestra familia algunas situaciones negativas. Además, se tuvo la valentía de “mirar y sentir” sin escapar.

Durante esta Convivencia, nos aproximamos a nosotros mismos con una actitud de aceptación y amor, sin condenarnos ni machacarnos.

Por lo tanto, los fines que nos marcamos en una primera etapa era el conocimiento familiar, sensibilizando sobre la incidencia que tiene la familia en el desarrollo humano de cada uno de sus miembros. Tomar conciencia y afrontar los conflictos familiares. Una segunda etapa de redefinición de la dinámica familiar, redefiniendo valores, normas, comunicación, manejo de autoridad, límites y roles. Y por último, la consolidación de la dinámica familiar, buscando diferentes alternativas que posibiliten a la familia vivir y solucionar los diferentes conflictos. Amarnos sin falsas expectativas, perdonando y aceptando.

,

Reflexión Periodo de Prácticas

Practicas proyecto hombre

Practicas proyecto hombre

 

Cristina  López Barbero 

He de decir que durante los dos meses que ha durado mi estancia de prácticas en la Asociación Alba – Proyecto Hombre me he sentido no solo una aprendiz de la gran cantidad de conocimientos y recursos que llevan a cabo con una calidad indudable, sino que también me he sentido acogida y arropada por la gran familia que se reúne tras las puertas de esta entidad; familia formada por todos los departamentos que trabajan con gran dedicación, por cada uno de los usuarios que confían fuertemente en la labor de la entidad, todos los familiares implicados en los procesos llevados a cabo y los voluntarios que sostienen el funcionamiento del Centro con su dedicación e implicación completamente altruista. 

El pasado 11 de marzo me brindaron la oportunidad de poner en práctica todo aquello que he estudiado durante mi Grado de Psicología, al lado de grandes profesionales que dentro de sus ocupaciones sacaban tiempo para dedicarme en exclusiva, explicándome toda la metodología que llevan a cabo y aclarando todas las dudas que pudieran ir surgiendo a lo largo de mi estancia. Profesionalmente me han aportado grandes conocimientos sobre el funcionamiento de un centro ambulatorio en el tratamiento de adicciones y otras conductas desadaptativas,  la labor del profesional de la psicología en este tipo de centros y todo el trabajo que se lleva a cabo en los despachos, registrando y almacenando de forma segura toda la documentación obtenida de las sesiones con los usuarios y sus familias. 

A nivel personal, estos dos meses me han servido para crecer aún más como persona, conocerme y ser consciente de todos los cambios que aún puedo llevar a cabo en mi vida para que esta sea más plena y satisfactoria, tanto con las experiencias que he vivido, como con el reflejo de cada persona que ha depositado su confianza en mí para contarme sus experiencias. 

Lo único sobre lo que podría poner pegas es lo breve que se me ha hecho mi estancia en Proyecto Hombre; es por eso, que sintiéndome parte de esta gran familia, deseo seguir mi labor en esta entidad desde el departamento de voluntariado, para continuar acompañando a usuarios y familiares en el proceso en el que están embarcados, sacando de mí todo el aprendizaje profesional y humano que he recibido. 

Finalmente, deseo agradecer a Proyecto Hombre al completo la oportunidad, la confianza y el cariño que he recibido. Principalmente, a mi tutora Marisín, y sus compañeras de departamento, Isa, Iluminada y Mari Ángeles, por formarme desde la más sincera profesionalidad y entrega; apoyándome y animándome a aprender y crecer para alcanzar mis metas en la profesión que deseo desempeñar en un futuro, espero próximo. 

 

Intervención Familiar en un Programa Ambulatorio de Adicciones

Por Federica Schiaroli Psicóloga y psicoterapeuta de familia y de pareja. Terapeuta en el Centro de Atención Ambulatoria de Adicciones Aldatu (Fundación Proyecto Hombre Navarra). Leer más

Yo también soy voluntario: Experiencia personal

MI EXPERIENCIA PERSONAL COMO VOLUNTARIO

Me piden que exprese en unas líneas porque soy voluntario de Proyecto Hombre Almería y que me aporta… Leer más

,

Cena benéfica 2019. ¡Gracias por vuestra asistencia!

En Proyecto Hombre Almería venimos trabajando durante los últimos 17 años en la provincia en materia de prevención, tratamiento e inserción sociolaboral de personas con problemas de adicciones y/u otras conductas desadaptativas. Al amparo de los 27 años de experiencia, investigación y formación de la Asociación de Proyecto Hombre, miembro consultivo especial del consejo económico […]

,

REUNIÓN CUATRIMESTRAL VOLUNTARIADO “Respirando solidaridad”

voluntariado-ong-almeria

Hemos realizado un encuentro periódico con las personas voluntarias en el centro. Es importante su labor diaria, por la tarea en sí, pero sobre todo por el valor de la solidaridad que transmiten. Los voluntarios son el ejemplo vivo de la solidaridad. No es un concepto, es un aroma que se respira y se transmite… lo que supone que ya estamos conectando con ella tan solo por respirar, y este es el valor incalculable del voluntariado.
Por eso tan importante como formarlas es tener estos espacios de encuentro donde atendemos a las personas voluntarias.
Concretamente en esta ocasión hubo una primera parte de espacio de encuentro, para conocernos y compartir nuestras inquietudes. Se realizó una dinámica de presentación (“Ovillo”), donde cada persona manifestaba su motivación para ser voluntaria y qué le ha llevado o que motivación ha tenido para venir a Proyecto Hombre Almería. Recogidas las aportaciones finales y se devuelve a los participantes la visión de que el voluntariado es una unión entre todos/as, con diferentes motivaciones para acudir, pero con un mismo fin y que todas las personas voluntarias formamos un tejido dónde tiramos unas de otras.
Por otro lado, hubo una parte formativa, destinada a capacitar a la personas voluntarias en sus tareas y acompañamientos de las personas usuarias y familias que acuden al centro.

 

Presentación del Informe 2018 del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil de las personas con problemas de adicción en tratamiento.

“En el ámbito de las adicciones en España, el mayor problema de salud pública es el alcohol”

Alcohol y cocaína son las principales sustancias por las que se demanda tratamiento en Proyecto Hombre. Es el principal dato que se extrae del último Informe 2018 del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil de las personas con problemas de adicción en tratamiento, presentado hoy en CaixaForum de Madrid. Según se observa en este sexto estudio de Proyecto Hombre, el alcohol reduce de manera lenta pero progresiva su proporción en el conjunto de personas atendidas, mientras que la cocaína muestra una tendencia ligeramente creciente, acercándose cada vez más al registro del alcohol.

El presidente de la Asociación Proyecto Hombre, Luis Bononato, incide en que “en el ámbito de las adicciones en España, el mayor problema de salud pública es el alcohol. Esto se debe a la normalización de su consumo en la sociedad”En cuanto a la sustancia princi­pal de consumo, la demanda de tratamiento más elevada corresponde al alcohol en su conjunto (solo o asociado a otras sustancias), con un 37,3%, seguida con una diferencia muy poco significativa de la cocaína, con un 34,9%. Por último, se encuentra el cannabis, con un 8,9%. A lo largo de la vida, casi el 90% de la población atendida manifiesta consumos regulares y/o problemáticos de alcohol, es decir, que es una sustancia que generalmente acompaña a otras adicciones.

El alcohol es también la sustancia cuyo consumo problemático se detecta a edades más tempranas (entre los 15 y los 16 años). A pesar de que el alcohol es la sustancia cuyo consumo se inicia a edades más tempranas, es la sustancia por la que se demanda tratamiento a edades más avanzadas, a partir de los 40 años de edad media, y por tanto con más tiempo de consumo (29,6 años).

Informe 2018 Observatorio Proyecto Hombre

Perfil de la persona con adicción: hombre de 38 años, con empleo y pareja

El perfil de la persona que acude a tratamiento en Proyecto Hombre responde, mayoritariamente, al de hombre de unos 38 años, que vive en pareja y cuenta con empleo.

Entre las personas que acuden a Proyecto Hombre, la mayor diferencia que se detecta por sexo se re­fiere a las familias monoparentales, dándose un 13% de mujeres con hijos a cargo frente al 1% de hombres. Esta situación puede ser una de las razones de la me­nor accesibilidad de las mujeres a tratamiento y redunda en la existencia de características diferenciales de género y en cómo las mujeres presentan una mayor vulnerabilidad ante el riesgo de exclusión social y cuen­tan con menos apoyos de redes familiares y sociales. En cuanto a los índices de conflictividad en la convivencia, predominan los sufridos en pareja (65,1%).

En el ámbito educativo, los bajos niveles formativos si­guen siendo una constante entre la población atendida en Proyecto Hombre. Así, un 52,1% dispondría de un gra­do académico inferior a la secundaria, correspondiendo un 30,2% al nivel de primaria y un 21,9% a personas sin estudios. Este dato vendría a subrayar la necesidad de formación de las personas en tratamiento. Ahora bien, los problemas de adicción alcanzan también a todos los niveles académicos, como atestigua el 38,9% de perso­nas que han finalizado la enseñanza secundaria y estu­dios medios, y el 9% con estudios universitarios.

Esto conduce a una menor capacidad de cualifica­ción profesional y a una mayor ocupación en sectores y actividades más intensivos en mano de obra. Entre quie­nes han trabajado, es mayoritario el personal que ocupa puestos sin formación, con un 68,1%.

Por lo que respecta a la situación laboral, predomi­na un perfil normalizado: el 76,4% de las personas que acuden a tratamiento habrían estado ocupadas la mayor parte del tiempo en los últimos tres años. De estas, el 60,6% a tiempo completo. Sin embargo, esta situación cambia radicalmente cuando se circunscribe al momento anterior al ingreso. En los 30 días previos a su entrada a Proyecto Hombre, solo un 41,5% tendría en el empleo su principal fuente de ingresos.

Por otra parte, se constata una elevada comorbilidad de la adicción y otros problemas psicológicos y emocionales entre las personas que acuden a tratamiento: más de la mitad de la población atendida toma medicación psiquiátrica, hasta un 67,2% ha sufrido ansiedad severa, un 54,7% ha padecido depresión seve­ra y casi un 40% ha tenido ideación suicida.

En este aspecto de salud mental se observan diferencias entre géneros: las mujeres presentan porcentualmente una mayor incidencia de problemas emocionales y psicológicos (70,9% mujeres; 47,8% hombres), depresión severa (69,5% mujeres; 52,1% hombres), ideación suicida severa (53,8% mujeres; 31,7% hombres) e intentos de suicidio (36,7% mujeres; 20,4% hombres). “Sin embargo, siguen llegando a tratamiento por problemas con las drogas muchas menos mujeres que hombres (14,6% frente a un 85,4%).

Más prevención y corresponsabilidad social

Proyecto Hombre, además de ofrecer respuestas y tratamiento a problemas de adicción, insta a la sociedad a incrementar las medidas de prevención en el consumo de alcohol y otras drogas. Elena Presencio, directora de la Asociación Proyecto Hombre, concluye que “la normalización del consumo de alcohol es una realidad y, ante ello, todos los agentes sociales deben ser corresponsables en la implementación de medidas de prevención en este tipo de consumos”.

Desde 1984, Proyecto Hombre acompaña a miles de personas y sus familias en el tratamiento y rehabilitación y reinserción socio laboral con el objetivo de recuperar sus vidas. También trabaja en la prevención y sensibilización en distintos ámbitos de la sociedad, habiendo llegado a más de un millón de personas. Presencio añade que “Proyecto Hombre ha sabido adaptarse a los cambios sociales, comenzando en los años 80 con el tratamiento de heroína pasando a las actuales adicciones al alcohol, cocaína o cannabis, así como otras sin sustancia”.

Proyecto Hombre aborda las adicciones a través de un método biopsicosocial que persigue la maduración y el crecimiento de la persona. Su metodología integra elementos clave en la psicología humanista: la adicción es el síntoma de un problema que reside en la persona.

 

En la presentación han participado Elena Presencio, directora general de la Asociación Proyecto Hombre; Jesús Mullor, presidente de la Comisión de Evaluación de Proyecto Hombre; Luis Bononato, presidente de la Asociación Proyecto Hombre; Mª Ángeles Fernández, experta de la Comisión de Evaluación de Proyecto Hombre; y Mª Ángeles Fernández, experta de la Comisión de Evaluación de Proyecto Hombre. El estudio ha sido financiado por el Plan Nacional sobre Drogas y por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar social, con la colaboración de La Caixa.

Accede al informe completo aquíInforme Observatorio 2018 Proyecto Hombre_Web

,

Entrevista Motivacional: «Preocupándonos por entenderte»

Los trabajadores de Proyecto Hombre Almería realizaron una formación teórica/práctica en Entrevista Motivacional. La formación continua es un aspecto fundamental para los profesionales. Actualizarse en las nuevas tendencias, pero también reciclarse en los modelos ya utilizados supone una constante revisión y mejora que se contempla desde el plan de formación anual. De la mano del Psicólogo y coaching, Pedro Pedrero Lanero, también director-presidente de proyecto hombre Jaén, que participa además como profesor en el “Master en Adicciones desde la perspectiva Biopsicosocial del Proyecto Hombre”

Desde Proyecto Hombre se considera un pilar fundamental la formación de los trabajadores para seguir atendiendo con la máxima calidad y profesionalidad a las personas usuarias y sus familias.

Cuando las personas acuden a Proyecto Hombre, se encuentran en un momento de confusión, desorientados y preocupados por el momento que están viviendo. Es por ello la importancia de acogerlos y acompañarlos en su proceso de cambio desde el primer momento. Entender a las personas desde sus preocupaciones y su propia manera de pensar y vivir. La entrevista motivacional es un estilo de asistencia directa centrada en la persona, para disminuir las resistencias al cambio, permitir resolver ambivalencias y facilitar el cambio hacia hábitos saludables.

La jornada formativa de dos días de duración ha tenido lugar en la propia sede que Proyecto Hombre tiene en Almería en la Calle de la Almedina 32.

 

Asamblea General

“Las personas socias de la Asociación ALBA, 21 años después, mantienen vivo su compromiso, hacia Proyecto Hombre Almería en su XXXII Asamblea General”

En esta Asamblea la presidenta de la Asociación Alba, Mercedes Vico, convocó a todos los socios para informar del cierre del 2018. Además, presidió y presentó la mesa donde, por un lado, el Tesorero, Antonio Jiménez informó del cierre económico del 2018 y por otro, la directora -presidenta de Proyecto Hombre Almería, Ana Mazón junto con su equipo informaron de las actividades más significativas que se habían levado a cabo en el año cerrado.

Además, en esta asamblea tuvo lugar la incorporación de un/a nuevo/a miembro a la junta directiva: Rosa Durban. Equilibrando así la paridad dentro de la junta directiva.

La Asociación Alba es la entidad económica y jurídica que sustentan a Proyecto Hombre en Almería. La Asociación Alba busca los recursos para que proyecto hombre pueda realizar las acciones necesarias para seguir ayudando a los cientos de familias que se encuentran con problemas de adicciones o bien con conductas desadaptativas. Drogas y alcohol, pero también juego patológico, dependencia emocional, depresión, orientación a padres y adolescentes en situación de riesgo (dificultades en la comunicación, agresiones, fracaso escolar…) son algunos de las problemáticas que se atienden en proyecto hombre.